SUCESIONES

Cuando una persona fallece y deja derechos y bienes a su nombre, es necesario iniciar un proceso judicial llamado “Sucesión”.

Dicho proceso tiene dos objetivos y finalidades bien delimitados por la ley.

El primero es la determinación de quiénes son las personas que deben recibir dichos bienes y derechos, a estas personas la ley las denomina “Herederos”.

En segundo lugar, la transmisión a dichas personas de los bienes y derechos.

Por lo que es necesario contar con un asesoramiento jurídico adecuado, a los fines de iniciar dicho proceso, el cual SOLO LO PUEDEN REALIZAR ABOGADOS MATRICULADOS.